Genessis comparte con los que generosamente se asoman a este sencillo portal los momentos de ocio que la vida le regala. Es una miscelánea de cosas simples; pensamientos y poemas, fantasías y pasiones, recuerdos y plegarias, vivencias e impresiones, que se plasma en el reverso de una página compartida con los lectores.
Genessis y sus avatares semejan escenarios de un alegórico estreno de un destino que va usurpando la vida en un tiempo prestado.


martes, 19 de febrero de 2013

Donald y su gato


Él venía ocultándome cosas. Sospeché que hablaba solo o pensaba en voz alta, pero al descubrirlo me sentí avergonzada espiándole sin razones. Le escuché hablarle sigilosamente al gato, un curl americano.
Me entusiasmó ver los mimos que le prodigaba y el monólogo que entretejía escudriñando sus miradas fijas y deslumbrantes. Me apañé detrás del cortinado y me imaginé una secuencia de dibujos animados entre él y el pobre felino escurridizo.
Él con su realismo sarcástico apabullándole con tantas preguntas y el cantarín zalamero ideando, con lenguaje humano, su consabido historial doméstico, solitario y casto.
 
 

49 comentarios:

  1. Hay diálogos que sorprenden, incluso aunque los hagan hombres. A veces sorprendemos.

    Bessos Genessis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Solo a veces?
      Creo Jaal que los hombres sorprenden con cada diálogo...

      Abrazos cálidos.

      Eliminar
  2. Ternura, es lo que me provoca tu texto, infinita ternura, es muy hermoso

    Besos preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ternura se demuestra en las cosas sencillas.
      Besos querida Ame.

      Eliminar
  3. Como dice el amigo jaal hay diálogos que sorprenden. Pero que se explaye uno así con un gato y el felino intente responder tampoco es nada anormal. Lo mio es más fuerte que cuando era más joven me echaba unas parrafadas conmigo mismo que para que te cuento. Vamos me hartaba de hablar solo, y a veces hasta me mosqueaba con mi misma persona.

    Besos genessis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El monólogo a veces resulta terapeútico, pero hay que poner un oído por si haya respuestas...

      Besos Rafa.

      Eliminar
  4. Jaja, me puedo imaginar la escena mentalmente. Lo raro es que el gato no pase de él directamente, con lo independientes que son... :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces los mimos atan...

      Saludos cálidos X.

      Eliminar
  5. Todo un dialogo de ternura, Enhorabuena


    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando la ternura encuentra un hueco, sigue...

      Otro abrazo para ti Fus.

      Eliminar
  6. Parece mentira que el lado más humano quede al descubierto en el trato con animales aunque, pesándolo mejor, la pureza da lugar a la pureza.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lado más humano de Donald, ahora me haces dudar....jajjajja

      Besos querido Jm.

      Eliminar
  7. Ah los gatos, las cosas que te hacen hacer y decir esos hermosos animales. Hablar con un gato es como hablar con alguien superior, que te mira con los ojos enormes, se atusa los bigores con la lengua y por ahí te larga un lánguido miauuu, como para decirte: pobrecito, cuántos problemas te hacés.
    Gen,un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de ser "alguien superior" es intrigante...con razón Donald prefiere al gato....jajjajja

      Abrazos cara Mirella.

      Eliminar
  8. Genessis:
    Muy buena entrada. Ternura pura.
    Has descripto, a la perfección, esa comunicación imposible entre amo y gato, en la que el minino no sabe qué significa ser el amo, ni lo demás.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conscientemente no sabrá lo que es ser el amo, pero seguro distingue el cariño, las palabras y los mimos con ternura.
      Parecen que estos bichitos tienen un sexto sentido...
      Abrazos Arturo.

      Eliminar
  9. jeej no se si tiens gatos pero te sorprendería lo real que es tu texto, jajaja nosotros nos pasamos todo el día hablando con ellos, y sabes? es alucinante hablar con alguien que te escucha y te habla sin palabras, debería probarlo todo el mundo, jeje.
    unos besotesssssssssssss cara Ragazza.
    Cuidate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Orthos, los gatos "desprenden" eso, una magia de ternura alucinante; son especiales y dependen en gran parte del cuidado y cariño que les des.

      Tú también cuidate bien bel ragazzo.
      Besos.

      Eliminar
  10. Yo también hablo con mi gata. Ella lo intenta conmigo. Lo único que entiende es: sienta, toma, ven y Mishu guapa (su nombre). Lo demás que digo hace como mi abuelo, decir que no ha entendido ni mu, o ni miau.

    Un Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con que nos entienda; sienta, toma y ven... ya es algo. Ellos entienden y viven otras cosas que nosotros no sabemos.

      Besos Henry.

      Eliminar
  11. Y en respuesta el felino se sube sobre el regazo y frota su cabecita en la cara del humano que le da tanta ternura.
    En esos momentos yo cogía su orejita entre mis labios y le daba besitos en la frente.
    Tu texto emana ternura y me ha recordado a ELSA, mi gatita, cuyo nombre preside mi blog de viajes.
    Gracias por el buen rato de lectura y emociones que me has brindado con esta entrada. La foto es genial. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querido Juan, tú siempre me ganas en relatos y experiencias buenas. No sabía que Elsa era el nombre de tu gata. Vaya homenaje!

      Abbraccio e buona giornata caro Giovanni.

      Eliminar
  12. ¿Ganarte yo? Jamás estaré a tu altura, querida amiga. Quizás me decidí antes que tú a tener un blog, sólo eso.Pero como buena persona, culta y con valores,eres un tesoro.
    Mi relación con Elsa, como en todas las parejas,tuvo sus más y sus menos. Te invito a conocerla aquí:
    http://ellugardejuan.blogspot.com.es/2007/09/elsita.html

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estuve leyéndote Juan. Hermoso relato, un verdadero romance con la elsita.
      Abrazos.

      Eliminar
  13. JiJi! Que lindo relato! Yo tambien hablo con mi gato a quien adoro!

    un abraxo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace bien, escucha y nunca contesta mal.....

      Abrazos.

      Eliminar
  14. Muy bonito relato....escribes muy bien. Yo escribo en una página que se gana algo de dinero...Si te interesa te puedo mandar un enlace para que veas las condiciones sin compromiso. En mi blog esta mi correo, me puedes contestar por ahí. Muchos saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Victoria.
      Ya veré y te contesto.
      Abrazos cálidos.

      Eliminar
  15. jijiiii se ve que somos muchos los que hablamos con el gato pues yo con mi gata hablo todo el tiempo, una prima mía se ríe por la forma en que le pregunto cosas y mi gata me queda mirando y me contesta con maullidos detras de cada palabra que le digo.

    Es divina mi MIlagros.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tierna, y claro es bien humano entablar esas relaciones con los animales y los gatos son unos seres especiales.
      Te entiendo.
      Abracitos tiernos.

      Eliminar
  16. Que bonito, me encantan los animales todos.
    Pero los gatos son màgicos.
    Besitos Genessis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son mágicos, esos son. Tienen los mimos a flor de piel.
      Gracias por venir siempre querida Adriana.

      Eliminar
  17. Los gatos son animales muy particulares. Los antitugos egipcios, que sabían mucho acerca de la razón de la inteligencia, los veneraban como seres especiales.
    Ser cariñoso y sentir el cariño de un animal de compañía ha de ser algo muy especial. Yo no lo sé, no tengo, pero si algún día me animo, le hablaré de mis cosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un gran conocedor de la belleza de la naturaleza Jorge, pero te falta probar el de los gatos, son amorosos y hacen buena compañía. Claro necesitan espacio, atención y cariño.

      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  18. Pienso que deberías verme hablando con los míos y compartiendo el entendimiento de maullidos situados en cada momento. Siempre me ha sido fácil amar a los animales y comprenderlos es cuestión de saber aceptarlos como son.
    Ellos me han dado muchas lecciones para saber comprender y perdonar a los humanos.
    Un besiño y me alegra que ya estés.
    Rosa María Milleiro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa Ma., no dudo de la linda experiencia que tienes con las mascotas. Son unos seres adorables y a veces nos dan esas lecciones que son inéditas.
      Gracias por tu ternura.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Los felinos poseen una percepción de la amistad que es mucho más fuerte que otros animales. Además, suelen "comprender" estados de ánimo de sus amigos (prefiero no llamarles dueños porque los animales no deben ser ni siquiera, pensados como cosas). Comprendo los juegos que se pueden realizar con los felinos. Siempre tuve, siendo niño, uno en casa.

    Un fuerte abrazo, querida Genessis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio por tus palabras, veo que tienes un "espíritu franciscano"; ese nos enriquece y nos hace más humanos ante la creación.
      Abrazos cálidos para ti.

      Eliminar
  20. Cuando tenemos falta de comunicarnos lo hacemos hasta con una piedra.
    Comunicarnos con otro animal me parece hasta lógico. Entienden, a veces, mejor que las personas.
    Un abrazo,querida Genessis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohma querida, sé que tienes poco tiempo, gracias por venir, eres un tesoro.
      Abrazo fuerte.

      Eliminar
  21. Yo a mis gatos les hablo todo el tiempo, parezco loca, pero a mí me gusta hablarles...
    Qué tierna la foto!!!
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva es así, pero esa cercanía nos hace más humanos...
      Un abracito cálido.

      Eliminar
  22. Muy interesante relato
    Amo los animales, aunque a veces me pesan un poco
    los gatos me gustan por la independencia y los perros por la dependencia
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohh, cuánta sabiduría en ese sencilla descripción, de verdad que nunca los había visto como tal... Tienes toda la razón; unos son dependientes y los otros, independientes.
      Abrazos.

      Eliminar
  23. tengo una perrita su nombre marela, casi que habla jajjaja, y los gatos son estupendos amigos tenia una gata, alcancia, ya murio pero la recuerdo con mucho cariño era un animal muy cariñoso y hermoso.

    besos hermosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente los animalitos de casa marcan nuestras vidas, yo nunca olvido a un perrito de cuando era chica que creció con nosotros, llamado Taiger, y eso que ya pasaron varias décadas...

      Abrazos para ti Maritza.

      Eliminar
  24. Hola Genessis!!!!
    No me sorprende el diálogo, pues yo de pequeña tuve uno y le hablaba sin cesar, ella me miraba con sus grandes ojos azules, se acercaba a mis pies, ya sabes?? esa forma que tienen de pasar entre las piernas y cuando le acariciaba, me ronroneaba, era muy tierna aunque también se enfadaba cuando yo le hacía de rabiar, jaja, es que era una niña y no la dejaba tranquila, pobrecilla lo que me tuvo que aguantar...todavía tengo una cicatriz suya de recuerdo en mi muñeca, jajaja!!

    Has contado muy bien la historia, me ha gustado mucho y la fotografía también!!
    Un enorme abrazo guapa!!!!

    ResponderEliminar
  25. Los que tenemos gatos sabemos que estos entienden nuestras emociones mejor que nosotros mismos, son zalameros cuando andamos a buenas y esquivos cuando se huelen la tormenta al llegar de trabajar. Algunos felinos, diría yo, incluso leen o se quejan si les hablas en inglés. Pero claro, eso sólo lo sabemos los que tenemos gatos.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  26. muy bueno Genesis la primera vez que visito tu blog y ya me hice seguidora tuya escribes muy bien te mando un abrzo y te dejo mi blog por si queres visitarme http://andreinola.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar