Genessis comparte con los que generosamente se asoman a este sencillo portal los momentos de ocio que la vida le regala. Es una miscelánea de cosas simples; pensamientos y poemas, fantasías y pasiones, recuerdos y plegarias, vivencias e impresiones, que se plasma en el reverso de una página compartida con los lectores.
Genessis y sus avatares semejan escenarios de un alegórico estreno de un destino que va usurpando la vida en un tiempo prestado.


sábado, 9 de marzo de 2013

Una cita casi perfecta


   ¿A dónde vas?
   Tengo una cita.
   ¿Con quién?
   Con Massimo.
   ¿Y quién es Massimo?
   Un chico.
   ¿Qué edad tiene?
   23 años.
   ¿Una entrevista de trabajo?
   No, una cita para conocernos.
   Con un chico de 23!!!
   ¿Qué hay de malo?
   ¿Y de qué hablarán?
   De lo que sea, supongo que es un chico listo.
   Y supongo beberán algo…
   Lo que sea, una copa, un café…
   ¿Cómo se citaron?
   Por Facebook, dónde más?
   Qué más sabe de ti; le dijiste tu edad, que estás casada…
   Claro, conmigo no hay secretos, y tú lo sabes.
   ¿Lo viste por la webcam?
   No.
   ¿Y él a ti?
   No, sólo le gusta mi voz.
   ¿Hablaron por teléfono?
   No, por el mic.
   Qué te ha dicho.
   Que tengo una voz encantadora, fascinante y sensual…
   Vaya, vaya, muy despierto el crío!!
   ¿Estás celoso? Si quieres seguirme…Vía Vitelleschi 34, Ristorante  “Les Etoiles”.
   Noo, yo también tengo una cita.
   ¿Con quién?
   Alessandra.
   ¿Y no ibas a decirme nada?
   Tú tampoco… Ahh, Amor, el coche ya lo tienes fuera del garaje.
   Gracias, qué gentil estás!
   Que te vaya bien.
   A ti también.
   Gracias.

Legué al restaurante con mi mejor atuendo juvenil, quería impresionar a Massimo, elegí una mesa bien visible y me puse cómoda. Saqué mi móvil y repasé las charlas que había tenido con él. Me dijo que sería puntual… Me reconocerá, sin dudas, estoy sola, pensé…

Cuando empezaba a incomodarme pensando quién es esa Alessandra, apareció Donald y poniéndome las llaves del coche en la mano me dijo: ten más cuidado, no pierdas tan pronto la cabeza…

Hizo ademán de retirarse enseguida y lo detuve.
   Quédate conmigo.
   No quiero entorpecer tu momento.
   No estás con Alessandra ni yo con Massimo… Es nuestro momento.

Pedimos un café y disfrutamos el tiempo improvisado…Al poco rato llegó un camarero con un bouquet de rosas rojas y una tarjeta: “Para la mujer de mi vida, la de la voz más encantadora, fascinante y sensual que me ha regalado la vida”. La sorpresa no me dejó reaccionar ni disfrutar, sólo atiné a pensar: “pobre chico, qué frustración, me habrá visto con este cretino…”

Al dirigirnos a la salida, Donald tomó otra puerta. Se me acercó un apuesto joven con un ramo de flores y me dijo: “Señora…, la esperé una hora, no la vi entrar…”
 
 

40 comentarios:

  1. A los queridos Amigos
    Gracias por la visita y los comentarios en el anterior post "Una historia para ellos..."
    Un abrazo cálido para cada uno, genessis.

    ResponderEliminar
  2. Guau!!! Muy bueno!! Lo leí de un sopetón!

    un abraxo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marilyn,
      tú siempre un tesoro!
      Abraxo!

      Eliminar
  3. Finalmente Donald no se portó como un cretino, le llevó las llaves del auto y le compró unas flores. ¿También habrá contratado a Massimo/Marcello? "Un regio" diría Rolando Hanglin. También está la hipótesis del sentimiento de culpa, aunque los dos estaban "en falta"; me estoy complicando, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caro Jm,
      ya ves de después de tantos años, la cabeza sigue trastocada y el subconsciente guarda cosas....
      La historia real dice: que Massimo utilizaba el nick de "Marcello".
      Pues, ya cambié en el texto, ese lapsus no tiene por qué saberlo los que leerán después.....jajjajaj.
      Buena observación me hiciste, que tal vez ni me daba cuenta...
      Besos de domingo y que pases bien.

      Eliminar
  4. ¡Gen, una pareja muy moderna y libre! Mmmmm, hasta un punto, porque lo considerará un cretino, pero no le gustó demasiado que se encontrara con otra.(Tal vez Alessandra era ella... ¡esos jueguitos!)Da para varias interpretaciones.
    Muy bueno que esté casi todo en forma de diálogo, así vas construyendo la trama y los personajes.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias cara Mirella,
      me gustó el análisis que hiciste, brava!
      Es interesante que cada lector interprete y a su vez va dejando finales abiertos.
      Feliz domingo
      y un bacio.

      Eliminar
  5. Los escritos con muchos diálogos me gustan especialmente.
    Una historia entretenida, Genessis, y da para diferentes sentidos.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gusto leerte Humberto,
      las fantasías no tienen límites y no pagan impuestos, por suerte!!

      Abrazos de domingo.

      Eliminar
  6. Massimo, un jovencillo, pero me perdí un poco con Marcello, no entendí de donde salió, pero no importa

    El hecho es que en realidad no vemos realmente a quien tenemos delante, ni mucho menos lo valoramos, es acaso que dejamos entrar la rutina?, que con detalles así nos ilusionamos, siendo que pueden existir dentro de la misma pareja, vamos, no porque te cases o vivas con alguien dejes que todo se vuelva monótono, malo que sólo uno de los dos lo sabía

    Besitos amiguita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Vany, gracias por compartir tu manera de ver, toda interpretación es válida y enriquece toda situación.
      Massimo es el mismo Marcello, sólo yo generé una pequeña confusión, es decir, el subconsciente me traicionó....(si lees la respuesta a Rick estará mejor..)
      Un abracito fuerte
      y que tengas un buen domingo lleno de paz y amor.

      Eliminar
  7. Tus finales son siempre de varias salidas como bien dice Humberto jaja.
    Como nos das la opción de escoger el final yo me quedo con la idea de un matrimonio que se dan libertad uno al otro con respeto y confianza,jaja
    puesta a soñar... sería bonito no?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carissima Ohma,
      esta semana extrañé entrar a los blogs y leerte a ti, ya me haré de tiempo para visitarte.
      "la confianza y el respeto" y el amor por supuesto, son las bases de la libertad y de la felicidad en una pareja, a veces, creo, somos mezquinos...
      Otro abrazo para ti
      y que pases un feliz domingo.

      Eliminar
  8. Es verdad, yo también le veo diferentes interpretaciones. Creo que la protagonista mintió, había quedado con Marcello pero dijo Massimo. El marido, Donald, sencillamente no había quedado con nadie, siguió a su esposa que había perdido por el camino las llaves del coche y le regaló un ramo de rosas, que ella pensó en principio que eran de Marcello, pero está claro que no.

    Aún así no me convence esta interpretación, le daré otra vuelta. :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado X
      la senora X solo tuvo un lapsus y la vida real le pasó factura. Massimo usaba como nick "Marcello", claro, esto no debía formar parte del cuento....jajjajaj

      Gracias por tu interpretación, la sñora X te agradece, en una próxima cita sabrá avivarse mejor!!!

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. ¡Me has engañado otra vez, querida genessis!
    A mitad del escrito se intuye que es la historia ya conocida de dos internautas que se citan para conocerse en persona y resulta que son marido y esposa. Pero tu historia toma un giro inesperado al final que deja la puerta abierta para varias lecturas. Si nos disfrazamos de detectives, tenemos algunas pistas:
    A) Donald parece estar al corriente de la cita desde un primer momento, pues no se inmuta cuando ella se la comenta y, además, le ha sacado el coche del garaje y ya lo tiene en la puerta esperando.
    b) Acude al restaurante a sabiendas que el chico veinteañero no aparecerá. Entra con la excusa de entregarle las llaves del coche, que posiblemente sea él mismo quien las haya cogido del vehículo antes de entrar en el restaurante.
    C) Conversan y toman café durante un tiempo y llegan las rosas.

    D)Luego se separan. Y en la puerta aparece un joven que, sin haberla visto antes, la reconoce enseguida.
    La pregunta es: ¿Qué ha sucedido en el intervalo de la marcha de Donald y la aparición del joven?
    Mi lectura es la siguiente. Donald descubre que su esposa necesita salir de la rutina y busca una aventura en internet. Donald le sigue el juego, haciéndose pasar por un joven de veinte años. Ambos acuden a la cita. Previamente, Donal ha comprado en Interflora un ramo de flores con una dedicatoria para ella, y ha fijado la hora de la cita para que se lo entreguen en el restaurante.
    Donal ama tanto a su esposa que, intuyendo su desilusión por el fracaso de la cita con chico un joven, ha contratado a un chico para que esté en la puerta del restaurante y se presente a la dama simulando que no la había visto entrar. (Lo primero que haría una persona que acude a una cita en un restaurante es mirar quién está dentro)
    Bueno, amiga genessis,haya acertado o no, te agradezco que me hayas procurado unos minutos de agradable distracción, metiéndome en la piel de Sherlock Holmes para intentar aclarar el caso. Gracias otra vez por compartir tan ingeniosas entradas. Feliz domingo. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi queridísimo amigo Juan,
      eres realmente un lector con alma y corazón. Te agradezco sinceramente por tu tiempo, por tu amistad y por tu sentido del humor que me compartes a través de tu comentario.
      Tu ingeniosa investigación y análisis del pequeño caso de Donald y su esposa, me ha hecho reir y divertir mucho más de lo que yo invertí en tiempo y diversión escribiendo la pequeña anécdota.

      Gracias por ser así,
      te deseo un feliz domingo con tu Carmen.
      Abrazos cálidos.

      Eliminar
  11. Una bonita cita cuyo final deja la mente libre para interpretarlo como mejor desee cada uno.
    Quizá la rutina, quiza el desgaste del amor, o a lo mejor intentar encender de nuevo la llama..... Quien sabe.
    UN ENORME BESOTE QUE TE DURE TODO EL DIA, JEJEJE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el beso y tus palabras.
      Gracias por tu cariño que siempre llega con cada visita.
      Besos de domingo querido Orthos.

      Eliminar
  12. Hola Genessis!!!!
    Una pareja totalmente sincera o casi, abierta a que queden con otras personas, la libertad cuesta mucho de dar, creo que solamente el que ama de verdad lo hace, con confianza en sí mismo y en la otra persona.

    En este caso, creo que a la señora le hacía mucha ilusión el encuentro, pero que llegara el marido también le gustó y las flores pensando que eran del chico y maldiciendo que su marido estuviera allí, jajaj, así somos de complicadas, lo queremos todo, y claro que después se encontrara con el chico y más flores....se le quedaría una cara...entonces comprendió...
    Muchas veces buscamos ilusiones nuevas fuera, cuando no sabemos apreciar esos detalles dentro.

    Me gustó mucho cariño, perfecto diría yo!!!!
    Un enorme abrazo guapísima!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que te haya gustado, si viene de ti ese halago tiene un gustillo más exquisito.
      La libertad y la confianza son dos actitudes difíciles de compaginar bien dentro de las relaciones de pareja; decimos que son fundamentales pero no siempre se consigue.

      Otro abrazo fuerte y cálido para vos.

      Eliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. La verdad que es bella, pero no me gustaría nada opositar en tales situaciones. Considero que ciertas libertades no las necesito y jugar con fuego es muy arriesgado en el circo de las relaciones.
    Abrir puertas es dejar salir y considerar que también se puede entrar, pero la llave es el instrumento definible a la hora de dar la última vuelta de cierre total. Mi pareja es mía y no necesito a nadie más de complemento indirecto o indirecto.
    Un abraciño, y que cada cual juegue a la ruleta rusa, que como se sabe una bala está posicionada en el tambor del revólver y en ocasiones mata.
    Rosa María Milleiro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa Ma.
      siempre leo con atención lo que escribes, tus comentarios son bien válidos, justificados y esclarecedores para mi.
      Entiendo tu postura y la comparto; no es fácil la educación y madurez de la libertad en las relaciones, casi siempre prima el sentido de posesión o celos, de forma directa o indirecta.
      Esta pareja tiene vida independiente, no dependen de mi, yo simplemente les hago decir algunas cositas...

      Abrazos cálidos para ti.

      Eliminar
    2. Para mi la definición de "pareja" ya lo abarca todo, menos ciertas maneras que no caben y no cabrán nunca. Quizá pido mucho, pero es lo que profeso en mi manera de amar. Eso si, si no se engaña a nadie y el pacto ha sido razonado...¡a dar cada uno donde tengan su diana momentánea.
      Un biquiño en una idealísta de Eros.
      Rosa María Milleiro

      Eliminar
  15. Pues sí, Genessis, una cita perfecta. La perduración del amor siempre es una de las bellas cualidades de enamorarse. La tecnología se utiliza para otras cosas más impersonales.
    Excelente cita.

    Un fuerte abrazo, querida Genessis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio por dar tu parecer al tema. Una opinión enriquece y amplia el horizonte.

      Otro abrazo cálido va para ti.

      Eliminar
  16. Muy bueno y entretenido, y con un final que cada uno puede interpretar como mejor le plazca.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imaginación siempre tiene las puertas abiertas.

      Gracias Rafa por pasar por acá.
      Abrazos de lunes.

      Eliminar
  17. La verdad es que el final presenta un abanico de posibilidades para cada lector. ¿Continuará? Un fuerte abrazo Génessis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepe por tu lectura.
      Donald y la señora x tienen más anécdotas que contar. Veremos...

      Retribuyo tu gentileza con un fuerte abrazo.

      Eliminar
  18. Una cita libre de un final anunciado, me ha gustado mucho. Enhorabuena

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El final queda a la imaginación...

      Otro abrazo para ti querido fus.

      Eliminar
  19. me ha encantado tu blog, tu entrada
    me quedo por aqui

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Cora!
      Regreses cuando lo desees.

      Te mando un abrazo cálido.

      Eliminar
  20. EStoy de acuerdo con Rosa María. Es que cuando una puerta se abre no puedes pretender que se cuele solo quien quieras. También existen riesgos de que algo se marche por ella. Besotes.

    ResponderEliminar
  21. Razones tienen los dos, y a veces las experiencias refuerzan.
    Mejor no exponerse a las "tentaciones".

    Abrazos Karras.

    ResponderEliminar
  22. Hoy en día suele suceder este tipo de historias, donde se conocen personas primero por internet y despues en persona, pero mmm, no creo que suela haber maridos como Donald..jajaa

    Buen relato
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. NO ME GUSTAN MUCHO LOS RIESGOS DEL FACEBOOK, ACABO DE CERRARLO.
    TU HISTORIA PODRÍA SER LA DE CUALQUIERA, ES EXCELENTE TU NARRATIVA.
    BESOS GENESSIS.

    ResponderEliminar