Genessis comparte con los que generosamente se asoman a este sencillo portal los momentos de ocio que la vida le regala. Es una miscelánea de cosas simples; pensamientos y poemas, fantasías y pasiones, recuerdos y plegarias, vivencias e impresiones, que se plasma en el reverso de una página compartida con los lectores.
Genessis y sus avatares semejan escenarios de un alegórico estreno de un destino que va usurpando la vida en un tiempo prestado.


viernes, 17 de agosto de 2012

La estatua


Él dice que tiene siete novias. Nadie le cree, sólo su madre lo secunda ciegamente y él vive por ellas.
De día trabaja en una hostería y cuida el jardín de la casa. Cada noche al concluir la tarea se pone la mejor ropa, se echa perfumes en el cuello y sale a encontrarse con su novia en la plaza de la ciudad.
Los lunes se encuentra con Lucía, los martes con Marité, los miércoles con Mercedes, los jueves con Jovanna, los viernes con Berta, los sábados con Sabrina y los domingos con Dominique. Con cada una tiene una historia diferente. Dice que ama a todas por igual, pero con Dominique tiene algo especial. Pasa el día con ella. Ella le trae caramelos, copos de helados y un pañuelo de colores que le había traído de París que siempre ata al cuello como señal de alianza con ella.
Su madre cansada de las habladurías de vecinos y amigas, -porque su único hijo es un demente-, le dicen, una noche siguió sus pasos y lo espió sigilosamente.
Se ocultó el rostro de vergüenza y tomó presurosa y decidida la calle que va al río.
Sebastián, en la penumbra de un farol titilante de la Plaza besa apasionadamente la estatua de mármol de una mujer desconocida.

28 comentarios:

  1. Pese a ello, la madre seguirá corroborando que su hijo tiene siete novias. Para eso es su madre. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido a bordo X!
      Puede ser, si alguien la detiene antes de llegar al río...

      saludos cálidos.

      Eliminar
  2. Lo que no entiendo es por qué va al rio, no se irá a matar, no?
    Genessis siempre nos dejas a elegir el final, :)
    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intuiste!
      Gracias por tu lectura,
      otro beso para ti guapa.

      Eliminar
  3. Lo que no haga una madre por su hijo...no lo hace nadie, bonita y entrañable entrada Génesis....un beso wapetona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Marengo, madre hay una sola, aunque no sea la más perfecta, es única.
      Un beso de sábado para ti.

      Eliminar
  4. Hablar con las estatuas como abrazar a las farolas indican que el pobre chico está como un cencerro. Es doloroso ver que la madre se rinde ante la evidencia y prefiere arrojarse al río. Prefiere abandonar a su hijo, que necesita su ayuda más que nadie, antes que soportar las burlas de sus vecinas.No me parece tan buena madre, aunque claro, es muy bonito ver los toros desde la barrera. Un beso, genessis, y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has hecho el resumen Juan, qué bueno es eso "que los otros te lo expliquen" de cómo es la cosa...
      Buen fin de semana también para ti mi querido Juan.
      Un beso de sábado.

      Eliminar
  5. Hola, Genessis, vine a retribuirte la visita a mi espacio.
    Leí dos entradas, esta última me gustó por el dejo mitológico que tiene, y por ese final un poco misterioso y angustiante.
    Con tu permiso, me quedo como seguidor.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humberto
      Es un honor recibirte en mi humilde casa. Aquí no hay despliegue de talentos, simplemente ganas de compartir retazos de la vida que algunos escasos momentos permite dar rienda suelta a un ocio trabajado.
      Me dicen que eres un gran escritor y una gran persona, eso ya lo sabía porque hace mucho venía leyéndote.
      Regreses cuando lo desees,
      te mando un abrazo.

      Eliminar
  6. Querida amiga, no hay nada que el amor de madre no pueda comprender, aunque que hay veces que el dolor por el sufrimiento del hijo excede nuestras fuerzas.
    Una entrada muy profunda.
    Un beso grande y buen fin de semana (aquí está muy lluvioso)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mándame un poco de lluvia y fresco porteño.....añoro mi Bs. As. querido!!

      Gracias por tu cálida presencia.
      Besos de sábado.

      Eliminar
  7. Genessis:
    Tengo por costumbre leer todos comentarios previos, para no repetir conceptos y tornar aburrido el espacio. Juan explicó bien el argumento y su conclusión es compartida.
    La llegada de Humberto Dib a tu grupo de seguidores, es una excelente noticia, pues es un gran escritor y persona (aunque dice no darse cuenta de ello).
    Tu relato me llevó directo a dos canciones: la primera "De cartón piedra", de Serrat, la otra es "Tengo mil novias", de la que paso el link.
    http://www.youtube.com/watch?gl=AR&v=kQAwJcz1cTE
    La ilustración nos lleva -irremediablemente- a un adelanto del remate, aunque no quita el placer de leer todo el texto. Sobre todo la parte intrigante de los obsequios que él se hace a sí mismo, mientras se los adjudica a Dominique.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hermosa canción la de Enrique Rodriguez, no la conocía. La música de antes tiene otro sabor, es diferente, pero a mi me sigue gustando.
      La e Serrat, qué ternura, me emocionó el final...

      Gracias Arturo
      que tengas un lindo domingo.

      Eliminar
  8. Pobre chico, quien le habrá enseñado que algunas personas son mas frías y duras que una estatua de mármol. Mejor no pensarlo...

    Un estudiante de psicología me dijo una vez que la causa de muchas locuras era no saber conjugar el verbo amar. Bien pudiera ser el caso, un chico algo perdido.

    Si la madre se tira al río tampoco pasa nada, siempre se la puede sustituir por una linda y maternal estatua de diseño. :D

    Una buena historia Genessis. Un besazo, y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oscar,
      qué bueno tu comentario, le diste un toque diferente; las locuras aparecen cuando no se sabe conjugar el verbo amar....
      ese contenido es de sabios,
      también supiste dar el toque irónico; a falta de una madre verdadera puede sustutuir por una maternal estatua....
      Me encantó tu lectura Oscar.
      Un beso y que tengas
      un buen finde....

      Eliminar
  9. Pareciera que este día específico en la lectura de los blogs que afortunadamente he conocido tuvieran como fin el traer viejos recuerdos de un pasado ya casi olvidado.

    Tendría alrededor de doce años cuando conocí a Ernesto, un chico algo demente, él tenía 24 años, al salir de clases siempre lo veía, la gente hablando de él y solo provocaban que se fuera a sentar abrazado de un frondoso y viejo arbol, hundía la cabeza como podía en el, como si quisiera fundirse al tronco de ese viejo arbol, la gente siempre murmuraba, el chico siempre solo, (tenía madre pero jamás lo acompañaba, se avergonzaba de su hijo) me enfadaba aquello, Ernesto jamás hizo daño a nadie, solo caminaba por la calle, en uno de esos días que estas cansado de ver tanta injusticia y escuchando lo que decían al pasar de Ernesto, me acerqué a su lado y le dije a las personas que debían ver la forma de actuar de "los cuerdos" y dejar de criticar a gente que a nadie lastimaba, lo acompañé a su arbol y me senté a su lado un rato, él tomaba mi mano y no abrazó al arbol, poco tiempo después Ernesto murió, fui a su funeral y su madre en un mar de llanto pedía perdón a su hijo por no haber sido la mejor y dejarlo sin protección, madre solo hay una, pero...,
    Tambien es cierto que no nacemos conocedoras del tema y podemos equivocarnos, lo que creo es que si piensas en el "qué dirán" antes que en tu hijo, desde ese momento vamos mal.

    Un beso mi linda niña y mil disculpas por haberme extendido tanto en el tema, pero es que es lo que tienes, haces que lleguen muy profundo.

    Buen fin de semana linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cara Ameny
      Hay historias reales de personas así y lastimosamente "los cuerdos" son los que más critican estos comportamientos en son de burla y hasta de desprecio, y ni siquiera se dan el mínimo esfuerzo de comprender que es una persona diferente, de la que no es responsable.
      Gracias por compartir tu experiencia.
      Un abrazo de domingo.
      Pace e Bene!

      Eliminar
  10. Me encanto este relato. Un aire de misterio desde que uno empieza a leerlo. Las madres siempre tapando a sus hijos. Porbre chico!

    un abraXo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marilyn, tú siempre eres un encanto!
      Nos leemos.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Bienvenido Alejandro
      es un gusto que hayas encontrado el camino de mi sencilla casa. Regreses cuando lo desee., Aquí siempre habrá cordialidad y ternura que compartir.
      Saludos
      y buena semana!

      Eliminar
  12. Cuántas miradas perdidas habrá de haber sufrido la tan desesperada e imaginaría madre. Cuántas preguntas habrá realizado sin respuestas. Cuántas visitas a parques y veredas en busca de una sola razón que la ayudase a entender tan aterradora ambición y deleite de granito.
    Qué duro ha de ser ver la ceguera de la razón en el alma de un hijo.
    Tanto como para acabar cerrando el telón de obra tan desquiciada.
    Eres una gran contadora de historias amiga, un deleite leer siempre tus textos.
    Un sincero abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Jorge, tí siempre eres muy amable, gracias por tu comentario y tu cálida presencia.
    Realamente, cuánta esperanza la madre tenía en su único hijo, a pesar de...no quiso ver esa realidad que otros veían, pero cuando vio con sus propios ojos sabía que ya nada seguiría igual...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Che bel racconto, mi è piaciuto tantissimo.
    Ciao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grazie
      sei molto gentile,
      buona serata!
      Un abbraccio.

      Eliminar
  15. Desde una enfermedad mental y el cariños de una madre, has generado un tierno relato. Gran imaginacion!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Lapislazuli
      Un gusto recibirte en mi sencillo espacio y gracias por tu apreciación. Regreses cuando lo desees.

      Un saludo cálido
      y deseos de que tenga una buena semana.

      Eliminar